Para quienes trabajan en realidad aumentada y marketing repetir o ampliar una campaña significa dos cosas: primero, la alegría y el desafío que la promoción anterior haya sido un éxito. Y segundo, que lo que vendrá puede ser aún mejor si es que se destinan más recursos a la misma fórmula que ya dejó como apuesta un experimento que vale la pena consolidar.

En ese sentido, por segundo año consecutivo Milka relanzó su aplicación de realidad aumentada en la cual se pueden escanear la mayoría de los productos de la compañía. En rigor, en una primera etapa esto alcanzaba a algunos ítems. Con la segunda edición alcanzaron casi el 100 por ciento del portfolio.

Milka App (iOS y Android) es parte de una tendencia a nivel mundial: se suma a los packs interactivos donde el envoltorio deja su rol estrictamente funcional, para convertirse en un nuevo canal de comunicación y de intercambio de contenidos y experiencias, tal como cualquier otro medio. El objetivo es acercarse al público más familiarizado con las últimas tecnologías (y sobre todo smartphones) que está ávido por vivir experiencias innovadoras.

La campaña “Buscadores de Ternura” invitaba a los usuarios para que ayudaran a buscar los objetos Milka escondidos en la Ciudad con el celular. La plataforma de realidad aumentada CamOnApp fue quien estuvo detrás de la solución tecnológica para que los usuarios pudieran descubrir, al mejor estilo Pokemon Go, dónde estaban las sorpresas. Además, los usuarios podían ganar numerosos premios (chocolates, bicicletas, zapatillas, suscripciones, tablets, entre otras cosas).

Jugar, divertirse, pero sobre todo hacerlo en el marco de la oferta de una marca es parte de la experiencia de Milka. Pero sobre todo ampliar la oferta cuando la fórmula dio resultado: de eso se trata fundamentalmente esta campaña consolidada que lanzó Mondelez Internacional junto a CamOnApp, Promored, PublicisNinch y Spark Foundry.