Las zapatillas para chicos también pueden ser una experiencia enriquecedora. No se trata solamente de un diseño que capte la atención de los más pequeños. También puede ser el momento de generar una fidelidad con la marca que vaya más allá del objeto físico -la zapatilla- y que se generen experiencias con realidad aumentada asociadas al producto.

En este sentido, Footy lanzó su nueva línea que incluye sus tradicionales luces led en la suela. Para ello realizaron un evento, en el que invitaron a influencers y periodistas. Allí, además, explicaron los alcances de su producto: no es solo una zapatilla, sino que también es la posibilidad de interactuar con ella. Al escanear con la aplicación de Footy Play (con tecnología CamOnApp de reconocimiento de rostros), los chicos pueden jugar a probarse distintas máscaras que están dentro de la app, gracias a la tecnología que permite generar estas experiencias. En la aplicación, los chicos también pueden diseñar su propio calzado.

Todo surge a partir de un sticker escaneable que ya viene junto al producto. Es decir, la experiencia está pensada desde su origen con el producto y no fue algo que planearon incorporar después: la experiencia nace junto al producto.

Se trata, justamente de una experiencia integral de marketing que busca, aprovechando la familiaridad de los más pequeños con dispositivos táctiles, generar una fidelidad en esa generación de fanáticos de la marca.